14 consejos para evitar que una pila destruya tu reloj de cuarzo

 

Seguramente has escuchado millones de veces reloj estropeado por pila sulfatada
a tus vecinos, conocidos y amigos, decir que prefieren cambiar la pila de su reloj de cuarzo en un bazar low cost en lugar de ir a un centro de reparación de relojes especializado. Creen que la gran diferencia de precio se debe a un abuso por parte del relojero, ‘que les cobra más por hacer exactamente lo mismo’. Lo que no saben es que no todas las pilas son iguales y que elegir una de mala calidad puede provocar la destrucción del mecanismo del reloj. read more »

El primer reloj de bolsillo al alcance de todos

roskopf1Georges Frederic Roskopf diseñó el reloj de bolsillo bautizado como “El Proletario” persiguiendo un sueño. Unos dirán que se trataba de un sueño de igualdad, un ardiente deseo de llevar a las casas obreras un elemento considerado de lujo. Un grito reclamando la igualdad entre clases.

Otros, en cambio, podrán alegar que el único motivo detrás del lanzamiento de un reloj de bolsillo ‘low cost’ era aumentar el rendimiento de su negocio. Quizás Roskfopf vio un mercado emergente sin explotar y diseñó un producto asequible a éste, de bajo precio, con la esperanza de vender un gran número de unidades. Capitalismo puro y duro.

Fuesen cuales fuesen los motivos, en 1867 nació el Roskopf Proletario, con un precio de 20 francos suizos (el sueldo de una semana de un obrero no cualificado) y, a pesar de su nombre, los principales compradores fueron aristócratas y oficiales del ejército. read more »

Coleccionar relojes antiguos en la era de internet

Adquirir relojes antiguos hace unos años era una labor complicada para cualquier coleccionista. Debían recorrer grandes distancias para reunirse con propietarios hamilton-bolsilloque, en muchas ocasiones, no estaban dispuestos a deshacerse de sus pertenencias a la ligera. Acudir a ferias, rastros, mercadillos o subastas eran otras formas de intentar hacer crecer sus colecciones, pero no siempre eran tan fructíferas como debieran. En todo caso, se corría el riesgo de hacer muchos kilómetros sólo para ver como los precios se disparaban por encima de sus presupuestos o que la calidad de las piezas no era la esperada.

read more »